PAGINAS

sábado, 23 de abril de 2011

Asisten 80 mil a la Procesión del Silencio



* El paso de las imágenes y símbolos de la Pasión de Cristo invitan a la reflexión: padre Alejandro Vallarta 
* Pese a la presencia inédita de celayenses y visitantes no hubo incidentes lamentables, reportó Iram Alvares
* Proyectan ampliar el recorrido para el próximo año por el número de participantes y la numerosa asistencia

por María de la Paz Rodarte
Fotos de Ignacio Hernández

Con una asistencia de unas de 80 mil personas y una participación de dos mil 400 penitentes, ayer se realizó edición 48 de la Procesión del Silencio en esta ciudad, considerando una cifra inédita y sin incidentes graves, según Irám Alvarez, de Protección Civil.
Por primera vez la imagen de la Dolorosa fue recibida en el templo con aplausos, al final de la procesión, causando emociones de gozo y pesar entre los presentes, quienes dieron el pésame y se despidieron de la Virgen María con Salves y cantos de alegría.
A esta procesión se integró por primera ocasión la Cofradía de la Aprensión del Señor, a cargo de los campaneros del templo del Carmen.
Alejandro Vallarta, superior de los carmelita, expresó que la Procesión del Silencio es parte importante de la cultura y creencias religiosas de los celayenses.
“El objetivo es que las personas que presencian la procesión se remonten y comprendan el sufrimiento que la Madre del Hijo de Dios sintió de regreso del calvario y del Santo Entierro, esto a través de los signos penitenciales, imágenes, cantos y la participación de las cofradías”, señaló el superior de los carmelitas.
La Procesión del Silencio tiene un carácter penitencial, donde los participantes, e incluso espectadores, muestran respeto, recogimiento y reflexión, que es el objetivo principal de este ejercicio de religiosidad popular.
Del punto de salida a la llegada en el templo Del Carmen, el recorrido de la Procesión del Silencio es de cuatro kilómetros y medio con una duración de tres horas, aunque para el número de participantes ya se requiere ver su posible ampliación.
El orden en que se desarrolló la Procesión fue el siguiente: primero pasaron los cofrades del Santo Niño de Praga, siguiéndole El Señor del Huerto, Espíritu Santo, Señor de la Columna, Señor del Silencio, La Aprensión del Señor, Jesús Nazareno, Adoradores de la Santa Cruz, Santa Cruz, Cristo del Gran Poder, Nuestra Señora de la Merced, El Santo Entierro, Penitentes, Los Costaleros de la Soledad y Nuestra Señora de la Soledad, quien este año estreno corona nueva.
Las cofradías antes mencionadas son grupos conformados de 200 a 300 personas, quienes además de integrar la columna de la procesión, son los encargados de transmitir el sentido religioso a los espectadores, pues participan con fe y devoción.
La mayoría de las cofradías llevaba una imagen representativa de la estación del Víacrucis y Misterios Dolorosos.
Al paso del conjunto procesional algunos de los asistentes no pudieron contener el llanto, al recordar que el sufrimiento de Cristo no ha sido valorado por la humanidad, pues en lugar de practicar sus enseñanzas, sólo existe guerra, inseguridad y destrucción.
La asistencia de celayenses y visitantes a lo largo del recorrido fue numeroso y con el debido respeto y recogimiento que la misma procesión imponte, por la fe con la que se realiza, tal como lo señalaron algunos de los participantes, para quienes el dolor físico y mental por el que pasan durante el recorrido, lo ofrecen al señor por la paz del mundo, en especial por la paz de la ciudad.
“Yo participo desde hace más de 20 años y mi principal objetivo es tocar los corazones de las personas, que reflexionen sobre estos días y que además de pedir perdón, busquen la conversión, ofreciendo a Dios algún sacrifico”, comentó la señora Cony, mejor conocida como la Güera.

PROGRAMAN AMPLIAR EL RECORRIDO
Además de que no hubo incidentes lamentables, según el reporte Iram Alvarez de la Rosa, director de Protección Civil y Bomberos, comentó debido a la asistencia de la población, que alcanzó una cifra inédita, calculada en unas 80 mil personas, se contempla la posibilidad de que para el próximo año, se amplié el recorrido una cuadra más.
Según Protección Civil, la Procesión del Silencio, transcurrió sin novedad, pese a ser el evento religioso de mayor concentración, pues a pesar de que las calles estuvieron llenas, hubo gente que no pudo presenciar el recorrido y se concentraron en otras explanadas del centro de la ciudad. Incluso hubo personas extranjeras y muchos visitantes de otras partes del país.
Para los organizadores el hecho de que asista tanta gente, es una muestra de que la Procesión del Silencio de Celaya cobra relevancia en el centro del país. Pero lo más importante es que cumple con el propósito de invitar a los participantes a la reflexión sobre los hechos que se conmemoran en toda la Semana Santa, principalmente en éste que es una manera de acompañar a la Dolorosa en su sufrimiento y soledad por la muerte de su Hijo Jesús.
De la misma manera, la Oficina de Congresos y Visitantes, junto con las autoridades municipales, han hecho también su esfuerzo de promover la Procesión del Silencio de Celaya en otras partes del país, lo cual ha contribuido a tener la asistencia que registró anoche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada