PAGINAS

domingo, 15 de mayo de 2011

Dan a auditorio calidad de teatro

*Con la remodelación, mejoraron la isóptica, logrando que el 70% del público tenga un visión completa del escenario, y la acústica hasta un 60%, porque faltó la concha: Cásarez Patiño
*En esta ocasión las mejoras se enfocaron a brindar mayor comodidad al público asistente, cambiando y distribuyendo mejor las butacas ergonómicas, entre otras mejoras

por José Juan Mendoza

Con la remodelación que se le hizo al Auditorio Francisco Eduardo Tresguerras logró una calidad comparada a un teatro, con mejor visión y sonido, nuevas áreas, camerinos, un escenario más grande y butaquería que será estrenada, para mayor confort de espectadores y artistas.
Aunque en el exterior no se aprecian cambios físicos porque se buscó conservar el concepto arquitectónico original de su creador, Abraham Zabludowsky, en su interior el auditorio se observa renovado, con nuevos espacios y más moderno.
En palabras del director de Obras Públicas de Celaya, Héctor Ramírez Pimentel,  se logró trasladar el Auditorio Municipal al siglo XXI, pero respetando la arquitectura original, mientras que el titular del Sistema Municipal de Arte y Cultura, Gerardo Cázares Patiño, dijo que por las características del recinto ahora podría ser considerado un teatro-auditorio.
El teatro tiene una calidad de audio y visión muy superior a un auditorio cuya característica es el espacio y la cantidad de personas que puede albergar, explicó el ingeniero Cázares y afirmó que con la remodelación el Tresguerras logró aumentar su calidad de audio e isóptica en un 60 por ciento.
Ahora el 70 por ciento de una asistencia llena escucha y ve a la perfección lo que sucede en el escenario, 20 por ciento capta el 60 por ciento de audio y visibilidad, y 10 por ciento capta el 60 por ciento de audio.
Anteriormente sólo el 30 por ciento de los asistentes captaba bien el audio y con buena visibilidad, explicó Gerardo Cázares.
Cuenta además con un escenario dos y medio metros más grande, luminarias de alto rendimiento en camerinos y accesos, muros acústicos de madera y membrana que impiden el eco y optimizan el sonido, mil 080 butacas nuevas numeradas, ergonómicas, y sin rebote acústico; un baño familiar para que niños y padres no se tengan que separar, aire acondicionado, detectores de humo y dos nuevos y amplios camerinos.
Además se sustituyó el cableado, se remodelaron los baños y se retiraron jardineras.
El acceso principal fue tapizado con loseta francesa de PVC y fueron renovados los vidrios de la fachada.
En el área de camerinos, existen nuevas luminarias, duela, espejos constelación, mampara acústica, conectividad a internet y telefonía, se trata de tres de ellos, dos surgidos de la adecuación de un espacio que antes era bodega y otro que ya existía que sólo fue acondicionado acorde al otro par.
En un primer piso, donde anteriormente fue bodega, las escaleras de acceso fueron alfombradas, hoy existe un salón de usos múltiples, tragaluces que ahorran energía eléctrica, cafetería y regaderas. Ambas áreas en color crema con puertas naranjas.
Las butacas fueron redistribuidas y reorientadas en una labor de isóptica, que consistió en lograr que el 70 por ciento de una asistencia llena escuche y vea a la perfección lo que sucede en el escenario.
Sin embargo, sólo el 30 por ciento del equipo de audio e iluminación es de reciente adquisición y consta de un sistema de sonido de traspunte (para hacer llamados y música ambiental) y algunas luces robóticas, por lo que el director del SISMACC explicó que el acondicionamiento de bocinaje y luces se dejará para una posterior etapa de remodelación, además de la concha acústica.
Ahora el teatro - auditorio cuenta con una cafetería adornada con luminarias y mamparas de cristal, y el suelo del área de recepción está cubierto por losa francesa con puntos de acceso para conectividad en el caso de montar exposiciones con estantes, evitando así la proliferación de cables eléctricos, además toda la tubería de cableado fue renovada.
La puerta principal fue ampliada a cuatro hojas y se colocaron puertas en los accesos a las butacas de la parte superior del auditorio, que ahora tiene la capacidad para mil 437 personas y podrá ampliarse hasta 80 butacas más.
La zona de butacas estará alfombrada, pero será hasta julio cuando se aplique el material, ya que hubo un desabasto por parte de la empresa proveedora. Mientras que el área de butacas superior cuenta con alfombrado en los escalones de acceso, y los pasillos están cubiertos por piso tachón.
Para aprovechar el espacio de manera óptima, las taquillas, con nuevos muebles, fueron movidas de su sitio original hacia una esquina de la cafetería y el muro de vidrio.
Fueron remodelados los baños, que ahora cuentan con grifos con sensores, y fueron colocados un total de 28 extintores con asesoría especializada de la Dirección de Protección Civil y Bomberos.
Cázares declaró que en estas etapas se procuró cuidar el confort de los asistentes, al tiempo que señaló que también hubo mejoras que el público no notará, pero que los artistas agradecerán, ya que también se pensó en ellos.
En palabras de Héctor Ramírez, el objetivo logrado fue trasladar el auditorio Francisco Eduardo Tresguerras al siglo XXI, respetando la arquitectura diseñada por Abraham Zabludowsky, dotándolo de tecnología que permita una estancia más cómoda a quienes asistan a él.
El director de Obras Públicas enfatizó que el motivo de sustituir las escaleras por rampas en el acceso principal fue para facilitar el ingreso al recinto para personas con capacidades diferentes o de edad avanzada, para quienes las escaleras representan siempre un obstáculo.
Por otra parte, el sanitario familiar fue ideado para que al momento de que un niño vaya al baño no tenga que separarse de sus padres e ir con uno solo de ellos a alguno de los sanitarios divididos por sexo, se trata de un baño en el que los niños pueden ingresar acompañados de ambos padres.
El proscenio, parte frontal del escenario, fue ampliado con la finalidad de que los artistas que se presenten en él mejoren el contacto visual con el público al aumentar la proximidad entre ambos.
Con esta acción, la primera y segunda etapa de remodelación al auditorio Francisco Eduardo Tresguerras culminaron con un costo final de 25 millones de pesos, y los resultados serán vistos por el público en la presentación del espectáculo “Los Tres Tenores de Italia”, este martes 17 de mayo, a las ocho treinta de la noche.
Héctor Ramírez Pimentel, director de Obras Públicas del municipio, informó que esta obra por convenio entre el municipio y el estado consistió en remodelar todo el interior del recinto, pues en muchas áreas interiores no se hacían modificaciones desde los años setenta.
Aunque el convenio en 2010 significó una inversión por parte del municipio de 10 millones de pesos, y otros 10 millones de pesos por parte del gobierno del estado, a lo largo de la obra hubo que hacer algunas adecuaciones en el acondicionamiento del Tresguerras, por lo que se invirtieron otros cinco millones de pesos de orden municipal.
Por último, declaró que queda abierta la posibilidad de implementar este año una tercera etapa de remodelación, pero sería concerniente al exterior, sus jardineras y suelo, pero reiteró que de ejecutarse se seguirá cuidando el diseño original de Zabludowsky.
Gerardo Cázares comentó al respecto que el espectador tendrá una experiencia más vívida debido a la calidad del sonido, la iluminación y el mayor tamaño del proscenio, y aunque vea el mismo auditorio por fuera, por dentro será algo nunca antes visto. Agregó por último que además se trata de un espacio muy cómodo, que facilitará estancias largas en las butacas del recinto.

1 comentario:

  1. Quedó muy vistoso, sepa cuánto hayan gastado, ahora que remocen el exterior, que realmente está deplorable, y ya que anden en ésas, que remocen la ciudad de delincuencia, le daría un genial toque al entorno tener algo de seguridad.

    ResponderEliminar