PAGINAS

martes, 10 de mayo de 2011

Viven en pobreza extrema 21comunidades en Celaya


Del total de habitantes del municipio, representa el 23 por ciento, quienes carecen de los servicios básicos: agua, drenaje, electricidad y recursos para comer

por José Juan Mendoza

De las 65 comunidades del municipio, 19 viven en extrema pobreza, lo que representa el 32 por ciento, a las cuales se suman dos colonias de la zona rural.
De acuerdo a los criterios del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el Consejo Nacional de Población (CONAPO), gobierno federal y gobierno del estado, hablar de marginalidad cuatro y cinco, es hablar de pobreza extrema, aceptó José Sánchez, coordinador de Desarrollo Rural en la Dirección de Desarrollo Social.
Son 21 localidades, entre comunidades y colonias, en zona rural, las que tienen estas características; sin embargo, ha habido mayor conciencia ciudadana en esta administración, por lo que el combate a la pobreza poco a poco ha dado fruto, como en el caso de Helguera, que pasó recientemente de nivel cuatro a nivel tres de marginalidad, expresó Sánchez.
La mayoría de estas comunidades pertenecen al lado norte del municipio, pero en general están repartidas en los cuatro polos en que se divide la zona rural para efectos de administración y análisis por parte de la Dirección de Desarrollo Social.
Desde el punto de vista del número de población en tales condiciones, coincide en que el 32 por ciento de la población total del municipio vive en dicha zona, lo que ha facilitado la atención, y desde hace algunos años, la coordinación de Desarrollo Rural va priorizando las obras que lleva a las comunidades más necesitadas, principalmente los servicios básicos: agua potable, drenaje, electricidad, empedrado, asfaltado y por último pavimentación.
Aunque existe este número de comunidades con pobreza, la mayoría de ellas está necesitada de asfaltado, es la necesidad más común, dijo el coordinador.
Sin embargo, hay carencias más grandes que la Coordinación no puede atender, tal es el caso del sector salud, pues muchas veces un Centro de Salud es compartido por varias comunidades, con equipo médico y personal escaso, al que se llega tras varias horas de viaje y sin que sea seguro que los enfermos sean atendidos.
Sánchez explicó que esto depende de la Secretaría de Salud, cuyas reglas establecen que no puede haber más de un Centro de Salud en un radio de tres kilómetros, por lo que varias comunidades tienen que acudir al mismo centro.
Sin embargo, señaló que es muy diferente en materia de educación, pues ahora hay suficientes escuelas en las comunidades, aunado a todos los apoyos y a los 22 programas con los que se beneficia la gente que ahí habita, con ello el índice de desarrollo social se ha incrementado demasiado, respecto a décadas pasadas.

OBRAS INCOMPLETAS
José Sánchez informó que en ocasiones el presupuesto asignado a una obra no alcanza para terminarla, porque los precios de los materiales aumentan, dejando la obra incompleta temporalmente, causando su retraso.
La Coordinación ya hizo la sugerencia al Departamento de Compras para presentar dichos proyectos con un tope económico, en vez de contemplar una cifra de costo exacto como se ha hecho hasta el momento, pero aún no se ha recibido respuesta.
Actualmente la coordinación se encuentra en su segunda fase de ejecución de obras, por lo que aún no se han determinado todas las acciones que se encuentran en esta situación, pero Sánchez aclaró que en cuanto se tenga el dato se podría solventar el faltante con recursos allegados de orden estatal, federal o en la próxima modificación presupuestal del municipio.
Las comunidades y colonias en marginalidad nivel cuatro o cinco son: Galvanes, Capulines, La Aurora, Jáuregui, San Nicolás Esquiros, Santa Teresa, San Elías, Luis Donaldo Colosio, Patria Nueva, Estrada, Pedro María Anaya, Gasca, San Cayetano, La Trinidad. El Rifle, Canal de Labradores, Nuevo Porvenir, Almanza, Santa Rosa de Lima, El Palmar y Álamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada